lunedì 7 agosto 2017

Para envejecer seguros

http://www.cubahora.cu/sociedad/para-envejecer-seguros


La atención inmediata a las casas de abuelos y hogares de ancianos está entre la política que lleva a cabo Cuba para paliar el acelerado envejecimiento poblacional…

Al concluir el año 2016, el 19.7 por ciento de los habitantes de Cuba, aproximadamente un quinto de la población, tenía 60 años o más, lo cual ubica a la nación antillana entre las más envejecidas de América Latina. Por si fuera poco, según vaticinan los demógrafos, para el 2030 esa cifra ascendería a un 25 por ciento, o sea, un cuarto de los cubanos.
Como han dicho no pocos estudiosos del tema, este fenómeno plantea innumerables desafíos para la sociedad actual al conocerse que en sólo cinco décadas creció aceleradamente el número de longevos cubanos cuando, por ejemplo, Francia tardó cuatro siglos en asumir este problema social.
Muchas son las causas de esta disyuntiva: menos nacimientos, altas tasas de emigración dentro de la población mayoritariamente joven, incluidas mujeres en edad reproductiva, y aunque pudiera parecer paradójico los éxitos más rotundos de la Revolución, con un sistema nacional de salud pública, que posibilitó el aumento progresivo de la esperanza de vida al nacer de 69 años en la década del 60 del pasado siglo hasta 78 en la actualidad, también marca este fenómeno.
En tal sentido, desde el 2010 se definió en el lineamiento 144 de la Política Económica y Social del Partido y la Revolución una propuesta de articulación de todos los ministerios para buscar soluciones a este proceso, con acciones centradas en mejorar la calidad de vida de las personas de la tercera edad.
Entre las propuestas, vale destacar la atención inmediata a las casas de abuelos y hogares de ancianos, que de hecho quedó refrendada en el Acuerdo 47/13 del Consejo de Ministros, aprobado en septiembre de 2013.
Actualmente, Cuba posee 280 casas de abuelos, 45 más a partir de la implementación de esas directrices y ya suman un total de 9 563 plazas, 1 636 más. También hay 149 hogares de ancianos, seis más después de las referidas medidas, con un total de 11 801 camas, 627 más. Así se conoció recientemente en el IX Período de Sesiones de la VIII Legislatura de la Asamblea Nacional del Poder Popular.
¿Cuál es el procedimiento para otorgar ingresos en casas de abuelos y hogares de ancianos? Como han explicado directivos del Ministerio de Salud Pública y está recogido en las Normas Jurídicas de Casas de Abuelos y Hogares de Ancianos, publicadas en la Gaceta Oficial Extraordinaria número 54, del 26 de diciembre de 2014, la entrada a esos centros pueden solicitarla el adulto mayor, sus familiares, el Equipo Básico de Salud y los representantes de organizaciones políticas, sociales y de masas.
La petición se hace por escrito al trabajador social del Grupo Básico de Trabajo del área de salud y el orden de prioridad para el otorgamiento es, en primer lugar, el adulto mayor sin amparo familiar, luego el que presenta problemas sociales graves, y en tercer puesto aquel cuya familia no puede garantizar su cuidado.

LA CERTIFICACIÓN

Que el hogar de ancianos tenga un estado constructivo confortable, posea habitaciones que cumplan con el índice de no hacinamiento y permita el uso de ayudas técnicas para la movilidad de quienes allí se encuentren, son algunos de los requisitos que debe cumplir un centro de ese tipo para recibir la certificación del MINSAP, tal como establece la resolución 867. Igual sucede cuando se trata de la casa de abuelos, la cual para alcanzar esa condición mantendrá un buen estado constructivo, dispondrá de área para la recreación con medios audiovisuales y juegos de mesa, así como de servicios de rehabilitación biológica, psicológica y social, entre otros requerimientos.
En tal sentido, según el estudio socioeconómico realizado en estas instituciones, de los 3 223 adultos mayores que acuden a casas de abuelos certificadas, 864 asumen el pago la familia o los ancianos, en 2 359 intervienen la asistencia social, mediante el pago total o parcial. Mientras que de los 327 que ocupan plazas de día en hogares de ancianos, 63 lo asumen la primera modalidad y 264 interviene la segunda. En el caso de los 1 228 internos en hogares de ancianos, 166 es por la referencia inicial y 1 062 por la segunda.
Únicamente las instituciones que sean certificadas por los directores provinciales de Salud podrán aplicar las nuevas tarifas para el pago del servicio que aparecen en la Resolución No. 548 de 2014 del Ministerio de Finanzas y Precios. En ella se destaca que en las casas de abuelos la cuantía mensual que deberá pagarse es de 180 pesos, al igual que en los hogares de ancianos si la persona está de forma seminterna. Cuando en estos últimos el adulto mayor permanece con carácter interno, la cifra asciende a 400 pesos.
Fue en diciembre de 2015 cuando se inició la certificación para el cobro de las nuevas tarificas con dos casas de abuelo en Santiago de Cuba. En la actualidad se alcanza un total de 192 instituciones sociales donde se aplica, de ellas, 156 casas de abuelo y 36 hogares de ancianos. Según los datos divulgados en la Asamblea Nacional, al concluir este año deberá alcanzarse el 93 por ciento de las casas de abuelos y el 63,3 de los hogares de ancianos.

LLEGARÁN MÁS INSTITUCIONES

Del informe presentado por el diputado Francisco de Borjas Pacheco Álvarez hay otras buenas noticias. Este año está previsto inaugurar varias casas de abuelos: cuatro en La Habana, dos en Camagüey, dos en Granma y dos en Santiago de Cuba, con 385 capacidades, y se prevé abrir dos hogares de ancianos, uno en Las Tunas y el otro en la capital, con 125 camas y 35 plazas de seminternos. Igualmente, está previsto intervenir constructivamente 131 casas de abuelos y 89 hogares de ancianos.
Además, se ha aprobado un financiamiento considerable para equipos, mobiliario, artículos textiles y lencería, confecciones, aseo personal, utensilios y menaje de cocina, y juegos didácticos. Teniendo en cuenta las condiciones de las casas de abuelo y hogares de ancianos se actualizan los costos en ellas teniendo en cuenta: salarios, alimentación, medicamentos, electricidad, combustible, insumos no médicos y otras cuestiones.
Otra buena nueva es que de las diez escuelas en el campo definidas para convertir en hogares de ancianos, en la provincia de Mayabeque el centro Amistad Cuba-Canadá inicia su ejecución en el segundo semestre del año.; tres concluyen el proyecto ejecutivo antes del mes de septiembre y están incluidas en la propuesta del plan de inversiones 2018. Ellas corresponden a las provincias de Sancti Spíritus, Matanzas y Cienfuegos.
Sabemos que la atención a las casas de abuelo y hogares de ancianos constituye un desafío pendiente. Ante ello se necesita seguir reforzando la labor mancomunada de todas las instituciones, organismos, entidades y especialistas responsabilizados con este asunto, para así dar respuesta al nivel de envejecimiento que presenta nuestra población. En manos de la sociedad está asegurar que el camino de la vejez sea seguro.

Nessun commento: