domenica 27 agosto 2017

A la prevención, ¡no quitarle el ojo!


Desde finales del mes de mayo, cuando ante la presencia de casos de conjuntivitis hemorrágica epidémica (CHE) en el país las autoridades de salud cubanas alertaran a la población, tanto a través del personal sanitario como de los diferentes medios de comunicación, se ha enfatizado en la necesidad de que las personas refuercen las medidas preventivas y de higiene personal.
De acuerdo con el sitio Vigilancia en Salud Pública, que integra la red de portales de Infomed, se reporta un aumento de casos de conjuntivitis en 13 países y territorios de las Américas hasta la semana epidemiológica (SE) 29 del 2017. Ellos son: Bahamas, Brasil, Costa Rica, Dominica, Guadalupe, las Islas Turcas y Caicos, Martinica, México, Panamá, República Dominicana, San Martin, Santa Lucía y Suriname.
Respecto a Cuba, el sitio informa que se han notificado casos de CHE en siete provincias y 46 municipios con un acumulado de 1 427 casos, hasta la SE 26 del 2017.
«En todo el país, la provincia que notificó el mayor número de casos fue Guantánamo con 858, seguida de Santiago de Cuba con 359, La Habana con 154, Ciego de Ávila con 35 y Las Tunas con 21», explica.
Asimismo, el portal Vigilancia en Salud Pública refiere que las pruebas de laboratorio realizadas a muestras de casos de Santiago de Cuba y Guantánamo resultaron positivas para el virus Coxsackie A24, el mismo diagnosticado en otros países de la región.
Agrega la información que el último brote conocido en Cuba fue en el año 2003 con un total de 171 910 casos en todo el país, y señala que ante la situación actual se implementan acciones de prevención y control.
En ese sentido, es válido recordar que son justamente las características de fácil propagación de la conjuntivitis hemorrágica epidémica las que hacen que sea muy importante que los ciudadanos comprendan la relevancia de acciones como el lavado frecuente de las manos, evitar tocarse los ojos, y contribuir al mejoramiento de la higiene para reducir la infestación de vectores, como moscas, cucarachas y guasasas, los cuales al entrar en contacto con las secreciones y transportarlas a superficies y a las personas sanas pueden también transmitir este virus.
En informaciones anteriores a Granma, el doctor Francisco A. Durán García, director nacional de Epidemiología del Ministerio de Salud Pública, advertía que esta era una enfermedad muy transmisible, lo cual significa que se propaga rápidamente mediante el contacto directo o indirecto con el exudado de los ojos infectados; a través de las manos y objetos de uso personal; por gotitas expulsadas de vías respiratorias y por el agua de piscinas mal cloradas, «todo lo cual facilita que la CHE se propague en disímiles superficies, y en el medioambiente en general. Su causa es viral, afecta a todas las edades y cursa de forma epidémica».
No intentar utilizar remedios caseros que puedan poner en riesgo aún más la salud de tus ojos y contagiar a otras personas con las que se entra en contacto, son premisas a tener en cuenta ante este virus.
Lo que recomiendan las autoridades de salud es acudir de inmediato al médico ante la presencia de síntomas como la irritación ocular, la sensibilidad a la luz, el lagrimeo, edema de los párpados, enrojecimiento de los ojos y malestar general.

Nessun commento: